UN PEREIRANO EN VIETNAN

un pereirano en vietnam 6

Memorias de un veterano del amor y la guerra.
FERNANDO PANESSO SERNA Un genio de la literatura

Hemos conocido pereiranos alquilando camellos en el desierto. También en Rusia estudiando. En Ucrania con plenos negocios. En Berlín en la feria más exitosa del turismo del mundo. En el vaticano vendiendo velas y limpiando la fuente de Trevi. En los casinos más importantes del universo. Otros en el sistema de seguridad de Donal Trump y otros en la NASA. Por todas partes. Actores, ingenieros, traductores, cantantes y todo lo que quieran. ¿Pero en la guerra del Vietnam?

Negativo Rodríguez. Aquí viene la historia contada en un excelente libro de 200 páginas escrito por luis guillermo Ruíz con un excelente prólogo de otro pereirano esta vez Fernando panesso Serna ex gobernador de Antioquia, ex presidente de la Bolsa de Medellín, ex presidente de Coomeva, de empresas públicas de la capital antoqueña, embajador en Turquia en Ecuador y un diplomático de carrera allí aplica toda su sapiencia en temas literarios ya que ha escrito tres bet seller con rotundo éxito mundial. En el prestigioso hotel Movich se hizo el lanzamiento y durante tres horas el autor habló y deleito a los allí presentes con sus anécdotas y buen humor. Firmó un centenar de libros y luego un apetitoso cóctel ofrecido por la familia Panesso. Con un sugestivo rótulo y una lujosa portada con la foto del autor cuando estuvo en la guerra arranco un nuevo capítulo en la vida de Luís Guillermo quien estuvo casado con una hermosa pereirana. Conocidas en todo el mundo por su singular y exótica belleza, Nelly Panesso.

un pereirano en vietnam

El ex cónsul en Nueva York no escatimó esfuerzos para aplaudir a Ruiz Pretell y demostrar porque fue el artífice del homenaje literario.son memorias de un veterano del amor y la guerra. El libro tiene su prólogo y el preludio. Está dividido en cuatro partes. Un preirano en los Estados Unidos.

un pereirano en Vietnam. Un pereirano regresa del infierno y un pereirano en el amor.importante : el autor es egresado del colegio La Salle. Miembro de la fuerza aérea de los estados unidos y veterano de la guerra de Vietnam. Ingeniero de sistemas y programación del Newbury college de Boston (Massachussetts). Ivan Beltran castillo es un poeta y periodista que ha venido acompañado a Luis Guillermo Ruiz y durante muchos años escribió crónicas y reportajes. Incluso en la contraportada del libro plasma una nota del pereirano en el Vietnam. Indica como una maratón de asombros, un tour de force existencial una vertiginosa danza por los prodigios y espantos del mundo.

un pereirano en vietnam 2

Como un maratón de asombros, un tour de francia existencial, una vertiginosa danza por los prodigios y espantos del mundo, la vida del pereirano luis Guillermo Ruiz Pretell, al ser capturada y contada adquiere la fascinante forma de una novela de no ficción, con los sutiles, policromos ya veces rabiosos brochazos que sirven de combustible a esos memorables artilugios. SIGUE EL RELATO desde un perturbador. romance de juventud capaz de prolongarse por décadas hasta el triunfal todavía iluminado por los relámpagos de la pasión, pasando por la experiencia vital de la guerra del Vietnam, el difícil acoplamiento a los modos de vida y muerte de norteamericanos, hasta un diálogo con lo desconocido y con la tragedia casi metafísico, esta aventura nos conmueve transfiriendonos tumbas y preciosas nociones.UNA GUERRA CRUDA. Novela descarnada de guerra, confesión subjetiva, testimonio de una época en la que resonaron más las metralletas que la música, crónica y velado canto de esperanza, coloquio con las fuerzas voluptuosas que asechan el gran teatro del mundo, este libro nos fascina como uno de Esos viajes misteriosos a los que habita el desencanto, pero también un obstinado entusiasmo bien lo dijo el afanado escritor inglés Oscar Wilde: si no tardas, puedo esperar toda la vida.

un pereirano en vietnam 5

 

Un pereirano en Vietnam

Por Carlos Gustavo Álvarez

un pereirano en vietnam 3Como narrador, como escritor que a ese propósito he dedicado mi tiempo revertido en algunos de mis libros, creo que todas las personas (unas más que otras, por supuesto) tienen una historia que contar. Vida, experiencias, conquistas y fracasos, amores y el dolor emboscado: en fin, el trasegar humano por este mundo, un tránsito tan breve y fugaz que no hay tiempo que perder, la vivencia en el reino fulminante ya la vez maravillosa del carpe diem. .

Con ese ánimo subí al piso 10 del antiguo edificio de la Cámara de Comercio de Pereira, el día que Fernando Panesso Serna me invitó a conocer ya escuchar a su tío político Luis Guillermo Ruiz Pretell, prometiéndome conocer una historia sin desilusión enmascarada. Estábamos en la capital de Risaralda para presentar en la feria del libro “Relato de mi destino”, que con Iván Beltrán habíamos escrito contando ese periplo vital de asombro y valor público, de entereza y versatilidad que es la vida misma de Panesso Serna.

Es político (el tío, quiero decir) porque Luis Guillermo Ruíz Pretell había sido el esposo de su tía Nelly Panesso. Y conformaba, además de la urdimbre de ese lazo filial, el protagonismo, con ella, por supuesto, de una historia que, de tan fabulosa, tenía la piel fértil en un cuento de hadas. Escuché ese argumento de novela de la voz de un hombre maduro y reposado, tanto por el paso de la vida como por la sobrevivencia a los malhechores intrusos de la salud, que habían terminado con las vidas de Luz Stella y de Nelly, sus sucesivas parejas. de fantasía.

“La muerte es una trabajadora insensible y puntual, que se esconde en los rincones de nuestra vida, que rasguña las ventanas, que habita la alacena, que camina los tejados”.

Luis Guillermo terminó su relación. Este había sido un río de sucesos, ahora decantados en un mar de recuerdos que se desbordaban multiplicados en un delta de vivencias que parecían nimbadas por el sortilegio de lo inverosímil. Conocer a Nelly, separarse de ella para irse a estudiar la carrera de Medicina en Manizales, descubrir a Luz Stella, dislocarse de ella raptado por la decisión unívoca de su padre de enviarlo a los Estados Unidos y alistarlo tan joven e imberbe en el ejército entremetido. de ese país que sacrificó a sus jóvenes (58.159 bajas) y exterminó tres millones de vietnamitas en 20 años de guerra absurda y estéril que se clausuraron con pena en 1975, el retorno de Luz Stella, su adiós, y el reencuentro de la fantasmalmente lejana. Nelly siempre en su corazón, cuando la vida de ambos era una suma de décadas y laberintos y el regalo de la providencia fue reunirlos en una cita para vencer lo que parecía un nebuloso olvido, el exilio de la felicidad.

un pereirano en vietnam 4

De todo eso hablarán el próximo martes 27 de febrero, en el Hotel Movich de Pereira, Luis Guillermo, Iván Beltrán y por supuesto, Fernando Panesso, que a su modo gestó este testimonio magnífico que es el libro “Un pereirano en Vietnam: memorias de un veterano del amor y de la guerra”, al que también dota de un prólogo consonante. Es un relato que gestaron durante dos años Luis Guillermo e Iván, vertido en un libro editado por Ícono, en el que hasta el dramatismo de tragedia que sopla en algunas habitaciones de esa vida, se remansa en la belleza de una prosa nutrida y pletórica de Poesía de una casa magnánima.

Iván Beltrán es uno de los grandes poetas de este país de lectores exiguos. Su libro “El fulgor”, de Pijao Editores, es un crisol de versos de hermosura y soledad, de amor y sombras que se aferran con manos de ternura al espejismo mural de la esperanza. Toda su condición de fado lejano, su inagotable ventura de mago de las benditas palabras las vierte Iván en este libro de tan novedoso título y de tan virtuoso portento de singladura como la de Luis Guillermo Ruiz Pretell.