Pereira, la capital del disparo

mico

Sigue el hostigamiento al periodista Antonio Vargas Valbuena por parte de la policia en Pereira, tras anunciar la corrupcion galopantes, los homicidios y la revocatoria del mandato del alcalde Gallo. El presidente de Concejo le enmvió una carta a la opinioón pública, mostrando la incapacidad para gobernar de JP Gallo. La ciudad se hunde en el fango de la mediocridad. El secretario de hacienda hace ochas y panochas con el presupuesto de Pereira y el Cheche Hernàndez, secretario privado abusa de su cargo al otorgar cargos a dedo "Pereira ya no tiene salvación.

Pereira, enero 19 de 2017


Doctor
Juan Pablo Gallo Maya
Alcalde del Municipio de Pereira
Ciudad
Carrera 7ª N° 18 - 55


Ref.: Carta abierta al Doctor Juan Pablo Gallo Maya en calidad de Alcalde del Municipio de Pereira.

Asunto: Solicitar al Alcalde Municipal de Pereira se sirva estudiar la posibilidad de elevar solicitud de asistencia militar, como medida de atención a la problemática de inseguridad suscitada en el perímetro urbano del Municipio de Pereira


Cordial saludo,

Los recientes hechos de homicidios y hurtos presenciados en la ciudad, aunado al creciente índice en la percepción de inseguridad, conforme a los datos suministrados por los organismos competentes, en especial la Policía Metropolitana de Pereira, el Instituto Colombiano de Medicina Legal, Seccional Risaralda, y las encuestas de percepción ciudadana “Pereira Como Vamos 2015-2016”, obliga a los diferentes actores institucionales a proponer y adoptar medidas tendientes a mitigar y superar las causas estructurales generadoras de la problemática, en el marco de las competencias constitucionales y legales que les asisten.

El incremento en los hurtos a personas y establecimientos de comercio, la sostenibilidad en las cifras de hurto a residencias y vehículos, los actos de sicariato presenciados por la ciudadanía en sitios de alta concurrencia de público y la ausencia de efectivos suficientes de la policía en el perímetro urbano, especialmente en la zona céntrica de la ciudad, han contribuido a invisibilizar las medidas adoptadas por la Administración Municipal para atender la problemática en materia de seguridad, aportando de esta manera al crecimiento en la percepción de inseguridad de la ciudadanía.

En ese orden de ideas, según datos suministrados por la Policía Metropolitana de Pereira, al día 18 de diciembre de 2016 se habían presentado 1.887 casos de hurto a persona, 593 de hurto a establecimientos de comercio, 340 hurtos a residencias, 46 hurtos a vehículos, esto teniendo en cuenta que solo el 41% de los casos son denunciados, prueba de una grave situación de inseguridad para propios y visitantes.
Frente al delito de homicidio, si bien se han logrado alcances importantes, las medidas continúan siendo insuficientes para atender la problemática como lo demuestran las siguiente cifras: 2014: 162 casos, 2015: 153 casos, y 2016: 147 casos, lo que arroja en 2016 una tasa promedio de 30,9 homicidios por cada 100.000 habitantes, históricamente mayor a la Nacional que cerró el año, con una tasa de 25,6 homicidios por cada 100.000 habitantes. Igualmente es de vital importancia atender la cifra de homicidios presentados a 17 de enero de 2017 (diez homicidios), comparada con catorce que se presentaron en la totalidad del mes de enero de 2016.

Los móviles que incentivaron los homicidios presentados a 18 de diciembre de 2016 fueron, en su orden: microtráfico de estupefacientes (57), hurto (55), intolerancia social (10), y en 19 de los casos presentados no se han podido establecer las causas que motivaron los hechos sicariales, lo que debe obligar a un mayor compromiso interinstitucional para esclarecer con prontitud los hechos y brindar garantías a la ciudadanía.

Otro punto de interés son los datos suministrados por la encuesta de percepción ciudadana “Pereira Como Vamos 2016”, en la cual se acreditó una tasa de victimización del 16%, superando la cifra de los años 2014 y 2015 que fue de 13 % y 11% respectivamente, existiendo denuncia solo en el 41% de los casos, siendo los sitios donde se siente mayor inseguridad los parques, paraderos de buses, puentes peatonales y el centro de la ciudad. En la encuesta de 2015 se concluyó que uno (1) de cada diez (10) pereiranos ha sido víctima de algún delito, pero solo la mitad de ellos denunció.

Lo descrito prueba de manera flagrante el sentimiento de inseguridad que se apropia de la ciudadanía al momento de hacer uso de los escenarios públicos, debido a que evidencian ausencia de la autoridad policial y empoderamiento de los diversos actores delincuenciales que confluyen en la ciudad de Pereira, especialmente en la zona céntrica y en las comunas Villasantana, Villavicencio, Cuba, Consota, Olímpica, San Joaquín, Perla del Sur y El Oso.

El suscrito reconoce y aplaude las diferentes estrategias y acciones emprendidas por parte de la Administración Municipal “Pereira Capital del Eje”, en asocio con la Policía Metropolitana de Pereira, con los objetivos de atender la problemática de inseguridad y encontrar una solución eficaz y perdurable que garantice tranquilidad a la ciudadanía pereirana, no siendo óbice lo expuesto para reconocer las limitantes de índole administrativo y presupuestal del municipio a fin de neutralizar la creciente ola de delincuencia evidenciada en la ciudad.

Dicha situación de inseguridad no aporta en modo alguno a la consolidación de Pereira como “Capital del Eje”, y le disminuye méritos como atractivo turístico, más aún cuando los hechos de inseguridad han asumido tal envergadura que se vienen trasladando a escenarios de alta afluencia de público como restaurantes, transporte público, centros comerciales y la zona céntrica de la ciudad.

En ese sentido invito de manera cordial y respetuosa al Alcalde de Pereira, dentro de sus competencias constitucionales y legales, a estudiar la posibilidad de elevar la solicitud de medida de asistencia militar al Presidente de la República, conforme a lo contemplado en el artículo 79 del Decreto 1512 de 2000:

“Artículo 79. Asistencia militar. Es la atención al requerimiento del Gobernador, del Alcalde y/o del Comandante de Policía, a la autoridad militar más cercana, cuando la Policía Nacional no esté por sí sola en capacidad de contener grave desorden o enfrentar una catástrofe o calamidad pública”.

De igual manera la figura jurídica en mención es contemplada en el Código Nacional de Policía que empieza a regir a partir del próximo 29 de enero de 2017:

“Artículo 170. Asistencia militar. Es el instrumento legal que puede aplicarse cuando hechos de grave alteración de la seguridad y la convivencia lo exijan, o ante riesgo o peligro inminente, o para afrontar emergencia o calamidad pública, a través del cual el Presidente de la República podrá disponer, de forma temporal y excepcional de la asistencia de la fuerza militar. No obstante, los gobernadores y Alcaldes Municipales o Distritales podrán solicitar al Presidente de la República tal asistencia, quien evaluará la solicitud y tomará la decisión. La asistencia militar se regirá por los protocolos y normas especializadas sobre la materia y en coordinación con el comandante de Policía de la jurisdicción (…)”.

Siendo redundante, es prudente resaltar que con la solicitud de asistencia militar en el perímetro urbano no se pretende desconocer los constantes esfuerzos emprendidos por la Administración Municipal y la Policía Metropolitana de Pereira para superar la situación de inseguridad; por el contrario, se traza como objetivo que los citados esfuerzos sean reconocidos en la percepción de la ciudadanía a partir del trabajo mancomunado entre la fuerza pública y la Administración Municipal.

En conclusión el suscrito, asumiendo la vocería y el sentir de la ciudadanía, procede a elevar por medio del presente oficio solicitud al doctor Juan Pablo Gallo Maya, en calidad de Alcalde del Municipio de Pereira, para que se sirva estudiar y socializar en el Consejo de Seguridad la posibilidad de solicitar a las entidades competentes la medida de asistencia militar en el perímetro urbano de la ciudad, con los debidos análisis de priorización.