Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la 36ª Vitrina Turística de Anato

Ningún sector es tan importante, creo yo, en este momento como el turismo.

inaugura4

inaugura7

Un artículo reciente en un periódico de España, El País, de España, se tituló ‘El Muro de Colombia’. Y nos llama la atención ese artículo sobre cómo nos ven desde afuera. El artículo dice que resulta increíble que muchos colombianos parecen empeñados en vivir detrás de un muro, que les impide ver las buenas noticias que están ocurriendo todos los días en nuestra nación.

Muchos no han visto o no quieren ver la trascendencia de haber acabado un conflicto de más de medio siglo, haber detenido esa ‘fábrica’ de víctimas que es la guerra, o de que vivamos los días más pacíficos en los últimos cuarenta años.

Hoy está comenzando físicamente el desarme de las Farc. Hoy.

Pues bien, esta Vitrina Turística es ideal para derribar ese muro.

En este evento, el más importante de América Latina en materia de turismo, hacen presencia 40 países de todos los continentes y se reúnen expositores de nuestros 32 departamentos.

inaugura5

Y qué mejor escenario para que el mundo, y también nosotros los colombianos, sepan lo que hay al otro lado del muro del que hablaba el periódico El País de España.

Y quiero enviar un saludo a través suyo, señor Gobernador, a todos los representantes de Risaralda, que es el invitado de honor, y quiero contarle una anécdota que le concierne a usted, a nuestro querido y amigo Gobernador del Quindío y a todo el Eje Cafetero.

Hace unos 15 años estaba yo en un restaurante en París con unos amigos, estábamos hablando en español y se acerca una pareja, una pareja de finlandeses, ya de cierta edad y me preguntan ¿usted es colombiano?

Les dije sí. Entonces nos dicen ¿nos permiten ofrecerles una copa?

Les dije: Claro, siéntense.

Dijo: mire, es que yo estoy muy emocionado de verlos, ustedes colombianos, me contó la historia, una historia increíble que tiene mucho que ver con el turismo y con el Eje Cafetero.

Me dijo:

Yo viví toda mi vida trabajando con una fábrica muy exitosa y la vendí hace más de 10 años, la vendí muy bien. Me volví muy rico, no tenemos hijos con mi señora. Y nos preguntamos qué íbamos a hacer con esta riqueza, qué podíamos hacer. Pues viajar por el mundo.

Y nos dedicamos a viajar por todo el mundo. Y fuimos a los países y hemos ido a los países más alejados, a los sitios más exóticos, a los mejores hoteles del mundo entero.

Pero quiero decirle y por eso me atreví a interrumpirlos –me decía este señor–, que la experiencia turística más inolvidable que he tenido la tuve en el Eje Cafetero colombiano.

Y le dije ¿y por qué?

Porque allá estuvimos en una hacienda cafetera, nos trataron como príncipes, pero lo más bonito fue que nos llevaron a recoger café, a beneficiar el café, a tostar el café. Y regresamos a Finlandia con café beneficiado por nosotros. Durante casi un año les ofrecíamos a nuestros amigos, en nuestra casa, el café que había sido producido por nosotros mismos. Eso nunca en la vida se nos ha olvidado.

inaugura6

Se lo cuento porque ese es otro filón muy interesante para atraer turistas al Eje Cafetero.

Y por supuesto también saludar a nuestro querido país invitado, Argentina. Tenemos unos lazos de vieja data y una gran admiración y un gran cariño por todos los argentinos.

Todos los aquí presentes saben muy bien que no ha habido –como hoy– un mejor momento para promover el turismo en Colombia. Paula (Cortés, Presidenta de Anato) lo decía. Los hechos son tozudos y no será posible tapar con un dedo el sol de nuestro nuevo amanecer que estamos viviendo los colombianos.

Si nuestro crecimiento económico ha estado en estos últimos dos años golpeado por la baja del precio del petróleo, de todas formas está por encima del promedio regional y mundial. Pero ese aumento ha sido mucho más alto en el sector del turismo.

El año pasado el número de visitantes se incrementó en un 14 por ciento, muy por encima del crecimiento mundial, que fue alrededor del 4 por ciento.

Y en total fueron cerca de 5 millones 100 mil visitantes los que recibimos del exterior.

Yo recuerdo cuando Sergio Díaz-Granados, aquí presente, hoy nuestro representante en el BID era Ministro de Comercio hace seis años, le puse en un Congreso de Anato una meta. Eran 4 millones.

Ya vamos en 5-100. Y sigue incrementando.

Eso significa que hemos duplicado el número de visitantes internacionales desde que hemos llegado al Gobierno.

Y este año esperamos superar la meta que nos habíamos propuesto para el año 2018, que son 5 millones 300 mil visitantes. María Claudia (Lacouture, Ministra de Comercio), creo que hay que subir esa meta para que trabajemos más.

Afortunadamente, el país se ha venido alistando para ese desafío.

Por ejemplo, la inversión extranjera en hoteles, en restaurantes, en comercio ¡ha aumentado un 740 por ciento desde el año 2010!

¡Nunca habíamos tenido tantos hoteles! Durante nuestro gobierno se han construido más de 35.000 habitaciones nuevas, se han remodelado más de 15 mil, gracias a incentivos que hemos puesto en materia de impuestos de renta. Y en ese contexto alcanzamos el año pasado el mayor nivel de ocupación hotelera desde que se lleva algún registro.

Y hay más incentivos en el marco de un plan que hemos lanzado, que se llama ‘Plan Colombia Repunta’, para darle un empujón adicional a nuestra economía en general este año.

Desde enero está vigente una nueva exención del impuesto de renta –por 20 años– para quienes construyan hoteles en municipios por debajo de 200.000 habitantes, que son prácticamente todos los municipios del país.

La exención de 30 años –que existía antes– la mantendremos para los hoteles que se están construyendo, los hoteles nuevos que se acaban este año y que hayan avanzado por lo menos en tres quintas partes de su construcción.

De la misma manera, quedó exenta, la exención de IVA para paquetes turísticos vendidos a residentes en el exterior.

Y en términos de conectividad aérea, que mencionaba Paula, hemos hecho un gran esfuerzo. Nos estamos preparando para este momento.

En los últimos 5 años han ingresado 7 aerolíneas internacionales. Ahora tenemos un total de 27 que sirven al país. Y pasamos, de 68 rutas internacionales, que teníamos en el año 2011, a 80 rutas el año pasado.

Y hemos venido avanzando en la construcción y expansión de la infraestructura de transporte. Mencionaba Paula el Aeropuerto El Dorado.

El Aeropuerto El Dorado es el primero en carga de todo el continente y de toda América Latina, y el tercero en pasajeros después de México y de Sao Paulo.

Y de aquí a tres meses esperamos tener el mismo número de frecuencias aéreas por hora, que tiene el Aeropuerto de Heathrow, porque hemos invertido en tecnología muchísimo para poder ser más eficientes.

Ya estamos construyendo un nuevo aeropuerto y estamos interviniendo 58 aeropuertos alrededor del país, entre ellos, allá en Santa Marta, querida Gobernadora, para que más turistas vayan a esta maravilla que tiene usted allá en este departamento.

En puertos estamos haciendo unas inversiones enormes y por supuesto en las vías, estamos haciendo, Ministro Santos, una inversión en vías que nunca habíamos hecho en la historia de este país y eso va tener un efecto muy positivo en el turismo.

Todos estos indicadores, más allá de las cifras, significan progreso y empleo para la gente, y desarrollo para las regiones.

¡Un millón 800 mil colombianos trabajan en turismo! Un sector que hoy es el segundo en generación de divisas, solo superado por el petróleo.

Y el panorama es excepcional, a diferencia del pasado reciente.

Hace 15 años, cuando se levantó la llamada zona de distensión y las FARC marchaban de nuevo a la guerra total, Anato advertía lo siguiente –como regañándonos, de cierta forma, pero un buen regaño–: ‘Ningún sector es tan sensible a las dificultades de orden público como el turístico’.

O sea, no pretendan que vamos a atraer turismo si hay un país en guerra.

Tenían toda la razón.

Ahora la situación es completamente distinta.

Como les decía hoy, hoy comienza el proceso de dejación de armas ante las Naciones Unida. Hoy las Farc marchan, pero hacia la legalidad, y al tiempo estamos sentados dialogando con el ELN en una mesa de negociación.

La guerrilla ha dejado de ser el gran obstáculo para el progreso de este sector tan importante para la economía del país, y para el progreso de quienes aquí trabajan en este sector.

La guerra que sufrimos por décadas ya no es un impedimento para que extranjeros y colombianos conozcan por fin este país. Tantas riquezas, tantas maravillas, que tiene nuestra tierra colombiana.

Y esto no es una promesa por cumplir: los dividendos de la paz ya comienzan a convertirse en realidad. Y este sector turístico puede dar fe de este hecho.

La sola noticia del fin del conflicto ha atraído, de manera automática, a miles de extranjeros que querían venir, pero que no lo habían hecho por miedo o porque, incluso, sus universidades no les permitían.

Un país en conflicto no podemos permitirles que vayan a Colombia.

O las empresas que lo prohibían, las compañías de seguros no los cubrían. Ahora están comenzando a venir.

Ya estamos en las listas de los mejores destinos del mundo según las más prestigiosas publicaciones: Lonely Planet, en The Guardian, en Le Monde –aquí veo al señor Embajador de Francia, en este año estamos en el año Francia-Colombia–, en Forbes, en Daily Telegraph, en Bloomberg, son apenas algunos de los medios que han dicho que este es el momento de venir a Colombia.

The Economist dijo que el país del año el año pasado fue Colombia.

Permítanme leer lo que dijo a CNN una señora Morgan, MaSovaida Morgan, que es la editora para Suramérica de Lonely Planet. Dijo:

‘El mundo está comenzando a captar el esplendor de Colombia. Hay una energía renovada. Entró en nuestra lista por su geografía diversa: las cumbres de los Andes, sus exuberantes selvas, playas perfectas y la genuina calidez de su gente’.

Y así es. Viajeros de todo el mundo ya están en camino hacia acá. O están preparando maletas para conocer ese el esplendor de Colombia.

Por eso mismo, avanzamos en el desarrollo de varias estrategias, como lo mencionó Paula. Los doce Corredores Turísticos que presentamos en enero, y que ya tienen planes de trabajo en los 32 departamentos que están presentes aquí, cada uno con su stand.

Pues esos doce corredores involucran a todas las regiones del país.

Hoy María Claudia explicará algunas de las 100 acciones que, en el marco de este programa, vamos a realizar durante los poco más de 500 días que todavía tenemos de gobierno, que son muchos.

De otra parte, son casi 160 proyectos de infraestructura turística los que hemos decidido ejecutar en todo el país –más de 100 de esos proyectos ya están terminados–, para lo cual hemos destinado un monto superior al medio billón de pesos.

Además, hemos destinado cuantiosos recursos en capacitaciones en inglés para los prestadores de servicios turísticos, más de 10.000 personas hasta el día de hoy.

Y lo mejor es que no solo los extranjeros hacen maletas para conocer Colombia. También –afortunadamente y eso es muy importante– crece el turismo doméstico.

De otra parte, son casi 160 proyectos de infraestructura turística los que hemos decidido ejecutar en todo el país, más de 100 de esos proyectos ya están hoy terminados, para lo cual hemos destinado un monto superior al medio billón de pesos.

Además, hemos destinado cuantiosos recursos en capacitaciones en inglés para los prestadores de servicios turísticos, más de 10.000 personas hasta el día de hoy.

Y lo mejor es que no solo los extranjeros hacen maletas para conocer Colombia. También, afortunadamente –y eso es muy importante, crece el turismo doméstico.

Entre el año 2010 y 2016 el turismo ha crecido, óigase bien, casi 3 mil por ciento en seis departamentos afectados por el conflicto. En Arauca, en Caquetá, en Guainía, en Guaviare, en Vaupés y en Vichada. ¡3 mil por ciento!

En los últimos años he dado instrucciones para que, a través de diferentes sectores, llevemos desarrollo a esos territorios en donde antes hubo conflicto. Y los resultados ya se están viendo.

Ejemplo de ello es el programa ‘Turismo y Paz’, que involucra a 100 municipios con potencial turístico que han sido afectados por la guerra.

Un caso muy especial es Caño Cristales, ese lugar único. Y realmente es un paraíso. Le dicen el ‘río de los cinco colores’. Que por años fue una especie –lo llamábamos– de ‘country club’ del ‘Mono Jojoy’.

El ‘Mono Jojoy’ era un líder guerrillero que está, no sé si en el cielo, pero no está con nosotros. Ese señor dominaba toda esa región y allá se iba a bañar con sus compañeras.

Hoy es realmente uno de los sitios más espectaculares. Durante mucho tiempo fue impensable que un turista tuviera acceso a este tesoro que pertenece a todos los colombianos.

Pues allá los turistas se han multiplicado por 10 o más veces. Allá, donde apenas fueron 1.500 personas en el año 2010, el año pasado fueron 15.000, simplemente a ver ese río que es espectacular, y entre ellos 14.000 colombianos.

En el marco del programa ‘Turismo y Paz’, en ese que mencioné, desde el Gobierno estamos invirtiendo en Caño Cristales otros 3.500 millones de pesos en infraestructura, puentes, señales para adaptar adecuadamente los senderos, hasta un centro –ya se volvió tan importante–, un centro de recepción para turistas.

Pero como ese sitio hay muchísimos sitios por toda Colombia. Es lo que tenemos que ir desarrollando.

Y si en algo Colombia es potencia, o puede ser potencia, es en el ecoturismo.

El año pasado los Parques Nacionales Naturales tuvieron la cifra más alta de visitantes en toda nuestra historia: casi un millón y medio de turistas, 50 por ciento más que el año anterior, 2015.

Calculamos que un turista tradicional gasta en promedio unos 80 dólares al día, mientras que un ‘turista de naturaleza’ puede gastar más de 400 dólares por día.

Y aquí sí que hay alternativas para ese tipo de turistas.

En nuestro territorio, por ejemplo, está el 20 por ciento de las especies de aves de todo el planeta. Somos el país número uno en materia de variedad de aves. Número uno en todo el planeta.

Y según hemos estudiado, un norteamericano pagaría más por un plan en Colombia que en Costa Rica, un país que viene desarrollando este tipo de turismo con mucho éxito.

Aquí hay más variedad, aquí hay más alternativas.

Por eso trabajamos en desarrollar el aviturismo, y para eso estamos capacitando operadores turísticos y difundiendo todo lo que podemos ofrecerle al mundo en materia de aves.

Pero no solamente aves. Tenemos mariposas, tenemos de todo tipo de variedades que la naturaleza nos ha dado.

Por supuesto, así como valoramos el privilegio de ser un país tan biodiverso, entendemos también nuestra inmensa responsabilidad.

Y nos vamos a asegurar, y de eso no les quepa la menor duda, de que el ecoturismo sea absolutamente compatible con la protección del medio ambiente y con las áreas reservadas, las áreas protegidas.

Y en ese sentido, nos hemos unido de manera activa al Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, que fue declarado así, en este año 2017, por la ONU.

Para nosotros no es incompatible el desarrollo económico y la preservación del medio ambiente.

Todo lo contrario, cumpliremos nuestro compromiso ambiental con el planeta y lo haremos de la mano del turismo.

Que además es una de las industrias que tiene casi que garantizado el futuro. Entre más gente se retira, más gente va a viajar. Como estos señores que les mencioné que fueron al Eje Cafetero.

Y para terminar, me refiero a dos temas de interés para este sector:

Por un lado, es una noticia muy positiva. Que el año pasado el número de inscritos en el Registro Nacional de Turismo aumentó de nuevo. Esta vez más del 11 por ciento.

Y vamos a sentarnos, Paula, con la Ministra para ver si arreglamos el tema del registro.

Porque entiendo perfectamente. Ahí lo que hay que hacer compatible es no impedir el acceso de nuevos operadores, pero entiendo perfectamente y estamos listos a que hay que ponerle algún control.

Entonces se sientan y en un mes pueden tener eso resuelto.

Y desde que empezamos el Gobierno, el número de agencias de viajes que se han formalizado ha aumentado en un 36 por ciento.

Creemos que la forma más efectiva de formalización es la persuasión, y en ese sentido hemos dirigido la mayoría de nuestros esfuerzos. Y nos complace constatar que hemos tenido éxito. Tenemos que tener más éxito, porque todavía, somos conscientes, hay demasiada informalidad.

Por eso, este año nos hemos propuesto duplicar las acciones de las brigadas de formalización en todo el país. Y vamos a intensificar eso.

Y quiero resaltar, finalmente, que introdujimos varias mejoras a ese registro. Pero vamos a seguir mejorando.

Estamos hablando de nuevas facilidades de trámites, de reducción en dos días en tiempos de inscripción, un mayor control para las viviendas turísticas que ofrecen hospedajes, que sabemos que es un problema también. Es una facilidad pero también un problema y competencia desleal, que hay que controlar.

Además, las agencias de viajes en línea deben someterse ahora a los mismos requisitos. Sabemos la dificultad, usted lo mencionaba, la tecnología muchas veces desborda la capacidad de los gobiernos de regular y de controlar, pero hay que hacerlo.

De manera que ahí vamos a trabajar juntos.

Usted sabe que estoy absoluta y totalmente comprometido con el turismo. Y quiero realmente en estos 18 meses que nos quedan, hacer todo lo que sea posible, porque la oportunidad no se nos va a volver a presentar como la que tenemos hoy en día.

De manera que, queridos amigos del turismo:

El año pasado, en esta Vitrina les hablé de la paz como una ‘revolución silenciosa’ que ya estaba cambiando el presente y el futuro de nuestro país.

Hoy los invito a que acompañen dicha revolución, pero no de manera silenciosa.

El mundo espera saber más sobre Colombia, los mismos colombianos queremos conocer más nuestras maravillas.

Este es el momento de derribar ese muro del escepticismo, el muro del conformismo, el muro del negativismo, el muro del odio y de la polarización.

Es el momento de construir y de conocer y hacer conocer esa Colombia maravillosa que somos y podemos ser.

Y con ustedes, sobre todo con ustedes ¡podemos derribar ese muro!

Y con ustedes, con Anato, con los prestadores de servicios turísticos, con los hoteleros, podemos y debemos construir esa paz que todos los colombianos nos merecemos.

La paz es la mejor aliada, la mejor promotora, sin duda alguna, del turismo.

Muchas gracias.