¿Y... Por qué razón no va a la carcel Henry Arias?

henry arias

Sentimientos encontrados nos ha causado el debate que se generó en las redes sociales y en algunos medios radiales el hecho que a manera de “EXTRA” y en medio de la efervescencia de la audiencia pública donde se definía la libertad del servidor público encartado jurídicamente, quien es nada menos que la primera autoridad del Municipio de las araucarias. El alcalde municipal de Santa Rosa de Cabal. No es pues cualquier hijo de vecina, nada más que la primera autoridad civil, policiva, ética y moral de ese sufrido municipio acosado por la corrupción diríamos que desde su creación.

Se le exige al comunicador social, periodista, youtubers, y empíricos que el éxito de su actividad es la inmediatez. Pero se tornan implacables cuando la noticia según los simpatizantes derrotados no se corrige o amplia la misma o se defiende al que tiene una posición privilegiada en la sociedad de manera específica al servidor público o al político. Ya que la justicia en un 90% es par los de estratos cero a tres.

El debate para algunos se centró en que no había sido detenido, que la medida decretada por el Juez de “detención domiciliaria”, había sido revocada. Y que pasados algunos minutos no había sido registrada por los que minutos antes habían salido a la nube a manifestar la detención del alcalde.

Creo que el debate de quienes defienden a muerte al alcalde sindicado de corrupción, su inocencia, pues están un poco desenfocados del núcleo del debate al que quiero desnudar para una vez más cuestionar de fondo las decisiones de algunos jueces de la república que son blanditos con las penas y los sitios de reclusión. Tatequieto que les acaba de poner el Fiscal General de la Nación al ordenar la captura de toda la Sala Penal del Tribunal Superior del Meta y 30 servidores públicos más de esa jurisdicción, que al parecer, para proteger la presunción de inocencia, habían montado un cartel de corrupción de rebajas de pena, de truques de no ir a la cárcel e ir a temperar a sus casas, cambios de delitos y absoluciones de criminales. El 10 de julio desfilarán rumbo a la Cárcel Modelo o a la Cárcel la Picota. Debieran llevarlos a Combita. No es factible que un magistrado de estos que gana más de trescientos millones al año, con todas las gabelas y garantías se entreguen a las manos de los criminales que pueden pagar millones por su libertad. Lo más triste es que entre los sindicados y próximos reos hay un magistrado formado y residente en Pereira de una universidad que todos conocemos. En otra columna atacaremos de frente esta situación, para desnudar lo que pasa en nuestra ciudad, ya que hay cientos de voces pidiendo que se meta el Fiscal de lleno en la Sala Penal, l Fiscalía, el C.T.I., de la ciudad de Pereira. Nos dicen los entendidos que quedarían desocupados varios despachos.

alcalde santarosa henryarias

Pero volviendo al tema del señor Arias, alcalde de Santa Rosa de Cabal, los delitos que se le imputan por parte de la Fiscalía, bastante valiente, la excepción? No son de poca monta, Peculado, es decir, que se robó plata del Estado, concierto para delinquir, se asoció con sus subalternos y contratistas no solo para robar, celebración indebida de contratos, celebración de contratos sin las formalidades exigidas en la ley. Es decir que según el escrito de acusación de la Fiscalía, el cual es controvertible para proteger el derecho de defensa, el debido proceso y la presunción de inocencia. Son actuaciones gravísimas, que bajo ninguna circunstancia permiten detención domiciliaría, todos esos delitos casi que individualmente supera cada uno los ocho años de prisión. Se desprende de lo anterior que estaría frente a una condena que supera los veinte años de prisión intramural. Nada de domiciliaría. Ya que el sujeto es un peligro para la sociedad y fuera del régimen carcelario podría influir en las resultas del proceso.

Entonces el debate es distinto, cuáles fueron las razones para que el juez de conocimiento le concediera casa por cárcel y no lo enviara a prisión? Este es el verdadero debate que debemos dar los medios, la ciudadanía la academia la Fiscalía, el Consejo Superior de la Judicatura. Como es que un presunto criminal que podría enfrentar una sentencia de más de veinte años que según el marco doctrinal las penas se aumentan en un 30% cuando son cometidas por servidores públicos, con agravantes tan severos como son su grado de escolaridad, la condición de ser el jefe de la administración y el alcalde del municipio se maneje con mano blanda. Ese es el debate. Más intenso y de más fondo porque de por medio habrían dos hechos de corrupción la del alcalde y la de los jueces? Qué tal esto.

Ya seles olvido que están en la cárcel un exalcalde, secretarios de despacho, concejales y contratistas condenados a 18 años. Es costumbre allí asaltar el erario. Y a propósito quien es el jefe político de estas joyitas? El de siempre. Esperamos que para su bien, la de sus hijos, sus esposas, madres, familiares y el pueblo santarosano, sean declarados inocentes. Se ha vuelto una inveterada costumbre el enriquecimiento ilícito de sus líderes políticos y servidores públicos de ese municipio. Qué lástima.