Pasajes aéreos caros - gobiernos voraces 

Por: Manuel Neira Sánchez

neira

En principio recordar a nuestros lectores que, en los comienzos del año 2013, describíamos en esta modesta columna la nefasta política de tasas e impuestos aplicados a la navegación aérea y a los usuarios en general.

Es de público conocimiento que dichas tarifas aeroportuarias son, en gran medida, responsables de los altos costos que imponen tanto a compañías aéreas como a pasajeros. Estos impuestos los aplica el ente público o privado de cada país encargado de gestionar los aeropuertos por diversos conceptos como son la utilización de las infraestructuras aeroportuarias, aterrizaje, seguridad y navegación aérea, entre otros.

Según la OMT los aeropuertos latinoamericanos son los que aplican las tasas más caras del mundo cobrando cantidades por el derecho de uso de instalaciones. Otro punto llamativo es que el precio que se debe abonar muchas veces no esta a la altura de los estándares exigidos internacionalmente.

Las tasas aeroportuarias cobradas en Latinoamérica, a diferencia de las cobradas en Estados Unidos y Europa normalmente están incluidas en el precio del pasaje Los importes difieren notablemente de un país a otro, pero en todos recaudan cifras astronómicas. El 46-50% de turistas se traslada en avión, lo cual da una idea de los beneficios que arrojan las tasas aeroportuarias. La mayoría de estas tasas repercuten en el precio del billete al pasajero, en algunos casos desglosadas y en otras no.

Además de las tasas mencionadas anteriormente, se cobran otras muchas, de menor cuantía, por otros servicios como son el estacionamiento de aeronaves, aparcamiento de vehículos, terrenos y zonas pavimentadas, oficinas, locales y mostradores comerciales, hangares, almacenes generales y especiales, mostradores de facturación, uso de máquinas de facturación automática de pasajeros, albergue de aeronaves, acceso de vehículos a zonas restringidas, utilización de pasarelas telescópicas, utilización del dominio público aeroportuario en operaciones de carga, combustible, Utilización de salas y zonas delimitadas, utilización de consignas, tarifa de filmaciones y grabaciones, utilización de zonas de publicidad, servicio de retirada de vehículos, suministro de energía eléctrica, agua y climatización, presencia de servicio contraincendios, servicio de telecomunicaciones, etc.

En algunos países las tasas aeroportuarias, aproximadamente, representan para las compañías aéreas una media de entre un 10 y un 12 % de sus costes y las tasas de navegación entre un 4 y un 6% adicional, dependiendo de la red de cada compañía

Muchas aerolíneas de ven abocadas a reducir costes en personal con despidos y recortes de salarios, disminución de frecuencias de vuelos, eliminación de destinos menos rentables, reducción de prestación de servicios tanto en aeropuertos como a bordo de las aeronaves, otras se ven en la disyuntiva de desaparecer o ser absorbidas por otras empresas aéreas todo ello en detrimento de los titulares de las mismas y sus trabajadores y, más grave aún, el perjuicio que se ocasiona al pasajero en la merma de desplazamientos y aumentos de tarifas en los pasajes. Las condiciones particulares varían de un país a otro, pero todas parten de políticas equivocadas marcadas por un exceso de regulación e impuestos excesivos a las empresas aéreas y asimismo el afán desmedido de ciertas empresas aéreas monopólicas en mantener sus beneficios en niveles por encima de la rentabilidad normal de cualquier otro tipo de empresa, impidiendo, en gran medida, el crecimiento económico de la industria turística y aplicando a los usuarios tarifas, realmente abusivas, en muchos casos.

El riesgo al que se enfrenta la aviación está provocando estragos capaces de generar una guerra comercial que nadie puede permitirse en detrimento de la calidad en la prestación de servicios al usuario; baste el ejemplo de las compañías LOW COST, éstas últimas, en su gran mayoría, creadas por líneas aéreas importantes, utilizadas, sin escrúpulos obligando a los usuarios a disponer de servicios bajo mínimos y, en algunos casos, degradantes, salvo excepciones.

Una noticia que puede generar una incipiente concienciación de este macro problema es la que comunica el gobierno español el cual aplicará una bajada de las tasas aeroportuarias del 11% en cinco años). Según informan, dicha medida repercutirá en la reducción en el precio de los billetes de avión, de forma que el usuario sea el beneficiario final. “Esta medida va a mejorar la competitividad del sector”.

Las agencias de viajes españolas valoran de forma positiva la reducción de las tasas aeroportuarias. Consideran que la reducción incrementará la oferta y mejorará los precios por parte de las aerolíneas. Confían que la reducción de tasas se vea reflejada en los precios de los billetes de avión, esto contribuirá a estimular la oferta y la demanda, incentivará el tráfico aéreo, la competitividad de los aeropuertos españoles y, en definitiva, beneficiará al consumidor final.

Manuel Neira Sánchez

 

 

LO QUE SIGNIFICA SER CONCEJAL

Por: Alberto Villegas Agudelo

agudeloLo que es el senado para el país, es el concejo para el municipio: la casa de la democracia, el recinto de la civilidad política o mejor la instancia desde la cual se estudian y se deciden las más trascendentales decisiones de una comunidad democráticamente existente como la nuestra.

Hipotéticamente hablando allí deben estar los mejores y más representativos individuos de una sociedad y referirse a mejores no significa necesariamente que sean ni los más estudiados, ni los que más dinero tengan o aquellas que ostenten un mejor linaje o estrato social, Y más bien.- deberían ser, aquellas que tengan dentro de sus preceptos de vida una gran vocación de servicio, que siempre sepan distinguir y respetar el encargo recibido de sus electores, el cual debe saberse manejar con total transparencia y responsabilidad.- entonces.-¡ahí! poco interesarían ni estudios ni títulos porque de gentes buenas y de nobles propósitos está llena una sociedad como la Marsellesa.

Siendo muy joven tuve la fortuna de ser concejal de este municipio y en mi mente quedaron plasmadas las imágenes de un puñado de hombres y mujeres buenos, que religiosamente nos reuníamos a discutir importantes proyectos, éramos por ese entonces unos enamorados y soñadores de un mejor futuro para nuestra amada patria chica, nuestra función principal era legislar en favor de unas comunidades de las que éramos sus representantes y poco a nada sabíamos, como en mi caso personal de que el alcalde nos podía ayudar con dadivas o beneficios personales, es más, no obteníamos emolumento alguno por la prestación de nuestros servicios y todos los gastos que se ocasionaban por las actividades que realizábamos como concejales salían de nuestro propio peculio, como quien dice y para evocar aquel bello tango: “Te acordas hermano qué tiempos aquellos eran todos hombres, más hombres los nuestros” y esto es lo mínimo que debe exigir la sociedad electora y el compromiso que debemos tener quienes aspiramos a ocupar esta importante dignidad.

En menos de dos días elegiremos a nuestros nuevos gobernantes: gobernador, alcalde y concejales, El futuro de nuestro municipio en mucho depende de su gestión, de sus acciones y es por eso que se hace necesario que a la hora de votar, a la hora de elegir, lo hagamos a conciencia porque esta acción de ciudadanos nos permite determinar nuestro propio destino. Marsella merece ser manejada por buenos dirigentes y de verdad que por fortuna, muchos y muy buenos tenemos, ellos deben salir de ese letargo, de esa desidia con la que a veces se mira la administración pública, cuando de ella, es de donde más recursos y posibilidades reivindicatorios en beneficio del conglomerado en general se obtienen.

Lástima que muchos de nuestros dirigentes tengan entendido mal o mal utilicen un mecanismo de participación tan importante como las elecciones municipales y bajo oscuros pretextos hayan atomizado como colcha de mil retazos algo tan importante como la elección de concejales, desvirtuando y desdibujando una imagen ya bastante maltrecha por el mal manejo que algunos individuos le han dado a una instancia que merece todo el respeto y la dignidad para la que fue concebida, porque así muchos no lo quieran entender, a nivel local, el concejo municipal es el palacio de la democracia local. “Quien tiene que recurrir a la mala práctica de comprar votos es porque no tiene nada bueno para ofrecer y no merece el apoyo y la confianza de los ciudadanos” recuerden bien eso, señores electores.

El preguntar atrae respuesta


Por: Ricardo Tribín Acosta

tribin

Pareciera ser que esto fuese una especie de pleonasmo ya que es sencillo intuir que cuando preguntamos, lo elemental será el tener de inmediato una respuesta. Sin embargo, ello no siempre es así, ya que en un buen número de ocasiones, cuando hacemos una pregunta nos salen con una respuesta difusa, o simplemente sin ella, y porque, si buscamos respuestas a diferentes interrogantes que tenemos en nuestras vidas, ellas no llegarán, si no hacemos las respectivas preguntas e indagamos más acerca de las posibles respuestas.

Alguna vez a un muchacho que preguntaba mucho en su clase de matemáticas en la Universidad, el profesor cuando recibió una nueva se incomodó e impacientó, y en forma altanera le dijo, para hacerlo sentir mal: “Me niego a contestar esta pregunta”. Al joven, si bien no le cayó muy bien la respuesta incoherente y en cierta forma agresiva de su maestro, no dejó de ser como era y continuó sus preguntas en esta y en otras clases, lo cual lo llevó a ser el primer alumno que se gradúo de su promoción, lo cual demuestra que no tiene sentido permitir que los demás ejerzan influencias negativas sobre nuestros sentimientos y acciones.

Se dice que “se debe buscar antes de poder encontrar, y que es muy importante el preguntar previo a buscar”, ya que la búsqueda es algo que requiere disciplina, ya que cuando no se consiguen los resultados pronto, muchos desisten y abandonan el propósito, sin haber hecho suficientes intentos. Esto se aplica en las dietas, las relaciones sentimentales, los estudios y en el trabajo, además de muchos otros escenarios mas, en donde el conocimiento de lo que queremos y la persistencia, son factores de especial importancia para llegar al logro.

De otra parte, hay que tener en cuenta que el preguntar es un estado de humildad, ya que quien así lo hace reconoce que no sabe sobre algún tema y que pregunta precisamente para aprender de el. Por esto resulta tan incómodo cuando planteamos algún tópico y nuestro interlocutor empieza a hablar de el sin saber mayor cosa, simplemente para querer demostrar que sabe, cuando, al contrario, el resultante de su charlatanería, lo pone luego en una situación mucho mas débil cuando sus oyentes detectan su actitud de pantalla.

Es entonces conveniente traer a consideración que el proceso de preguntar requiere paciencia para esperar por la respuesta, cuando ella no llega de inmediato, además de la certeza y la fe de que esta respuesta llegará. De ahí que también se afirme que “cuando una puerta se nos cierra”, llámese laboral, emocional, económica, o de cualquier otra índole, Dios pronto nos abrirá una nueva que seguramente resultara mejor para nuestros planes de vida. Por lo anterior resulta bueno recordar el proverbio chino que dice “El que hace una pregunta parece tonto solo por cinco minutos…pero el que no la hace nunca es tonto para toda su vida”.

http://ricardotribin.blogspot.com

- Contraplano - 

Las citas de los expresidentes con la Parca

Por: Orlando Cadavid Correa / Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

cadavid

De los expresidentes que se han ido al vecindario de los párpados cerrados, a responder por lo que hicieron o dejaron de hacer a su paso por las alturas del poder, el que murió de menos edad que sus pares fue el boyacense Enrique Olaya Herrera, quien expiró a los 57 años, en Roma, cuando oficiaba como embajador ante el gobierno de Italia, donde acariciaba el sueño de regresar en busca de una reelección que frustró La Pelona.
Antes había fallecido, en 1929, en la misma ciudad eterna, el también ex presidente José Vicente Concha Ferreira, a los 62 años, embajador de Colombia. Bogotano raizal, su único hijo varón, monseñor Luis Concha Córdoba, fue arzobispo de Manizales, primero, y luego el segundo cardenal de nuestro país.

Otro expresidente que falleció mientras desempeñaba funciones diplomáticas en Europa fue el tolimense Alfonso López Pumarejo, quien dejó de existir en Londres, a los 73 años, siendo embajador ante el Reino Unido. Tuvo dos mandatos: exitoso el primero, sombrío, amargo e inconcluso el segundo, con renuncia incluida en favor de su alter ego, el joven periodista y político bogotano Alberto Lleras Camargo.
Un cuarto expresidente que murió lejos de su patria, pero ya por fuera de la apetecida nómina burocrática, fue el caucano Guillermo León Valencia Muñoz, quien expiró en Manhattan, Nueva York, Estados Unidos, a los 62 años, el 4 de noviembre de 1971. Hacía año y medio lo había sucedido en el poder el bogotano Carlos Lleras Restrepo.

Apelamos al apuntador electrónico del colega Daladier Osorio Alzate para enriquecer este Contraplano dedicado a las remembranzas presidenciales: Manuel Antonio Sanclemente, el más anciano de nuestros mandatarios, nació en 1814. Fue presidente de 84 años y murió en 1902 a los 88 años. … José Manuel Marroquín nació en 1827. Presidente de 1900 a 1904, a los 73 años. Murió a los 81 años… El general Rafael Reyes Prieto nació en 1849 en Santa Rosa de Viterbo, Boyacá. Fue presidente a los 55 años y murió a los 72 años. Creó el departamento de Caldas… Carlos E. Restrepo nació en 1867. Tuvo nueve hijos, cinco de ellas mujeres, entre las cuales estaba Margarita, futura esposa del filósofo Fernando González. Ofició como presidente a los 51 años y murió dos meses antes de cumplir los 70….Otro paisa, Marco Fidel Suárez, nació en 1855 en Hato Viejo, (hoy Bello). Fue presidente a los 66 años y murió a los 72, en medio de una pobreza extrema. Espléndido escritor, fue hijo de doña Rosalía Suárez, una humilde lavandera de ropa ajena.

Cerramos esta entrega con estas breves fichas biográficas: Pedro Nel Ospina Vásquez. Fue general e ingeniero. Nació en 1848 en Bogotá. Su madre, Enriqueta Vásquez Jaramillo, fue la tercera esposa del también general y expresidente Mariano Ospina Rodríguez. Ospina Vásquez fue el primer presidente del mundo en emplear el avión para misiones oficiales. El general Ospina era tío de Mariano Ospina Pérez, quien también fue presidente de Colombia. Murió en Medellín dos meses antes de cumplir los 69 años. Tuvo ocho hijos… Miguel Abadía Méndez. Nació en Coello, Tolima en 1867. De 59 años y cuando era presidente electo, contrajo segundas nupcias con Leonor de Velasco Álvarez, de solo 19 años, 40 menor que él. El Nuncio Apostólico de entonces, Paolo Giobbe, ofició la boda.

Abadía Méndez murió en Choachí, Cundinamarca, dos meses antes de cumplir los 80 años… Eduardo Santos Montejo nació en Tunja, Boyacá, en 1888. Fue elegido presidente en 1938, a los 50 años de edad. Tuvo una hija, Clarita, quien murió cuando era niña. El suicidio de su padre Francisco Santos Galvis, en 1900, llevó a Santos Montejo a acelerar sus estudios y se hizo abogado a la temprana edad de 20 años. Falleció en Bogotá en 1974, a los 85 años… Laureano Gómez Castro, hijo de padres nortesantandereanos (eran oriundos de Ocaña) nació en Bogotá en 1889. Gobernó solo 15 meses. Al sufrir un infarto lo reemplazó el designado Roberto Urdaneta Arbeláez, a quien le dio golpe de estado el general Rojas Pinilla. Gómez murió en 1965, a los 76 años de edad.
La apostilla: Nos toca hacer un alto aquí porque el espacio se ha agotado y dejar el resto para otra posible oportunidad.

 

La nueva "guerra" del cartel de los locos

danielPor: Daniel Samper Ospina

En el partido renacen aspiraciones refrescantes como la doctora María del Rosario Guerra de la Espriella: nadie mejor que ella, que cuenta con el apellido preciso para representar a Uribe.
El mismo día en que Óscar Iván Zuluaga anunció la suspensión de su precandidatura presidencial por el Centro Democrático, en medio de peleas intestinas por el caso Odebrecht, el portal digital de SEMANA tituló con las siguientes palabras. ‘Cayó el cartel de los locos’.

Me pareció un exceso que se refirieran de semejante modo al partido del doctor Uribe, y me dispuse a redactar un mensaje de protesta contra el portal: es lícito no estar de acuerdo con los planteamientos políticos del líder de Aburrá, ni más faltaba; pero cosa diferente es faltarle al respeto a su colectivo, que cuenta con la personería jurídica de rigor como para que uno lo califique como cartel. Y menos de locos.

Sí; no se niega que el doctor Uribe- y sus copartidarios- tienen sus peculiaridades; que la senadora Paloma Valencia parece desquiciada cuando entra en sus trances oratorios con que defiende a Uribe; que María Fernanda Cabal perdió hace rato el plural de su apellido.

También es verdad que el destituido neouribista Alejandro Ordóñez parece senil cuando convoca a una marcha contra la misma corrupción que promovió para quedarse en el poder: la misma corrupción que fue incapaz de advertir en los años ilegítimos de su mandato: porque que Ordóñez promueva una marcha contra la corrupción es como si Maluma promoviera un plantón contra las letras vulgares.

Pero hay manera de referirse a la excentricidad mental del uribismo. Y su caída aún no está asegurada, como para plantear semejante titular. Al revés: en el partido renacen aspiraciones refrescantes como la doctora María del Rosario Guerra de la Espriella, gran exministra de Comunicaciones cuya negligencia nos libró de tener que soportar ya nos dos canales nacionales, sino tres: nadie mejor que ella, que cuenta con el apellido preciso para representar a Uribe, para lanzarse de candidata por el Centro Democrático.

De modo que semejante titular no solo resultaba una falta de respeto, sino de rigor: a lo mejor, además, los uribistas no están locos. A lo mejor solo se hacen los locos ¿Cuál es la insania mental de Uribe al decir que la presencia de Sergio Jaramillo en su gobierno fue un “autoengaño”, por ejemplo? ¿No pueden entender los periodistas que hay gente que se engaña a sí misma, con autoengaños, del mismo modo que hay gente que se defiende a sí misma, con autodefensas, como el propio hermano de Uribe, o los aliados de la familia Guerra en Sucre?

De modo que no caído, ni cartel, ni mucho menos de locos. Dispuesto a protestar por aquel título ingenioso, sí, pero perverso y malintencionado, me dispuse a dejar un mensaje en las casillas de opinión: ¿Qué clase de villano titula en Semana.com?, quería preguntar; ¿Juan Carlos Pastrana, acaso?

Pero en ese preciso momento leí el primer párrafo de la nota, y comprendí mi error.: el artículo hacía alusión, en realidad, a los falsos locos de la gobernación de Julio César Tulena, tío de doña María del Rosario, cuyos asesores, durante su Gobernación, llenaban planillas enteras con pacientes mentales ficticios, y cobraban al sistema de salud exorbitantes sumas de dinero que se llevaban para su casa: y si te vi yo no me acuerdo.

Recordemos que, mientras ejerció como gobernador, el propio Julio César padeció de un alzhéimer tan profundo que habría podido militar en el Centro Democrático. Pero, paradójicamente, fue un personaje memorable.

Lo cual es difícil, porque el clan de los Guerra de la Espriella ha tenido lo suyo. Sino que a uno se le olvida: Joselito Guerra fue condenado por enriquecimiento ilícito durante el proceso 8.000; Antonio Guerra, investigado por paramilitarismo; Miguel de la Espriella, condenado a prisión por haber hecho parte del pacto de Ralito, y Julio César Guerra Tulena, nuestro gobernador olvidadizo, le entregó un multimillonario contrato a Enilse López, alias ‘La Gata’, según él porqué o engañaron: ‘Lo autoengañaron’.

Gobernó con alzhéimer prácticamente todo su periodo, asunto que jugaba a su favor cuando lo investigaban las autoridades.

- ¿Señor guerra, lo ha visitado ‘El Alemán’?

- Sí, mucho…

- ¿Freddy Rendón?

- No, no: me refiero al alzhéimer.

En medio de esos vacíos de memoria, es posible que el gobernador Guerra Tulena no haya obrado de mala fe: a lo mejor se trataba de un solo paciente, pero lo anotó varias veces porque se le olvidaba.

Como sea, lo destacable es que, a pesar de sus problemas ante la ley, el clan Guerra no deje al país en el olvido, valga la expresión, y lance la aspiración de doña María del Rosario como la nueva figura del departamento. Al fon sangre fresca.

Bien decía el mismo gobernador guerra Tulena que un país sin memoria está condenado al fracaso. Lo dijo cinco veces. Y en un cuarto de hora. Pobre. El hecho es que si María del Rosario obtiene una copiosa votación, demostrará que los enfermos mentales de las planillas, en especial los de Alzhéimer, no eran inventados: simplemente eran votantes. Y reivindicará a Alejandro Ordóñez y otros miembros del cartel de los locos, que saldrán a marchar en contra de la corrupción sin sentir que están marchando en contra de ellos mismos.